Estamos recibiendo un apoyo abrumador. Desde gente anónima hasta figuras del mundo de la cultura o de la información. A todos ellos, muchísimas gracias por ayudarnos a llevar un micro al Sáhara.